¡ABEILLE FESTEJA SUS 20 AÑOS!

2 diciembre, 2016

 

La abeja, icono del imperio francés.

La abeja ha sido a través de los siglos un símbolo divino del alma, por un lado, y de la realeza, por otro. La imagen de la abeja reina, a la que todos servían, ha sido motivo de inspiración para ello.

La Flor de Lis representa la flor de Lirio y simboliza una abeja.

En el antiguo Egipto, la abeja representaba el alma de los hombres y la pervivencia de la misma después de la muerte.

La abeja simboliza poder, soberanía, honor y lealtad, y también pureza de cuerpo y alma.

Las abejas también tienen una relación simbólica con la sociedad matriarcal,  por su estructura social con la reina madre al frente: si tenemos en cuenta que se ha relacionado el origen de la dinastía merovingia con María Magdalena, la “supuesta” esposa de Jesús, las abejas reflejarían la procedencia femenina de la dinastía real…

imagen2

Hacia el año 457, durante el reinado de la dinastía merovingia, familia de estirpe germánica descendiente de Meroveo, que gobernó la actual Francia, Bélgica, una parte de Alemania y de Suiza entre los siglos V y VIII, las abejas fueron consideradas su símbolo sagrado, que representaba una sociedad organizada y jerarquizada.

Así, el primer representante histórico de la dinastía merovingia, Childerico I, fue enterrado con 300 abejas de oro, como símbolo de inmortalidad y resurrección.

El Lirio es considerado el emblema de la monarquía francesa desde que Luis VII de Francia en el siglo XII, empezó a utilizarla en un sello real.


La abeja, emblema de Napoleón.

imagen3En la sala del trono de las Tullerías, hay abejas en las alfombras.

En la campaña de Rusia, cada regimiento de las tropas napoleónicas iba precedido de un estandarte, con un águila de bronce y debajo una bandera de satén adornado con abejas de oro, en cuyo dorso llevaba las batallas en las que había participado dicho regimiento.

El 2 de Diciembre de 1804, día de la investidura como Emperador, Napoleón vestía sobre sus hombros una capa púrpura revestida con armiño ruso y bordada con abejas de oro, simbolizando el celo diligente y el trabajo duro.

Y cuando fue deportado a la isla de Elba (región de la Toscana italiana), con el título de Emperador y soberano de la isla, concibió una bandera tomando la antigua de los Medicis, con una diagonal roja sobre fondo de plata, agregándola tres abejas doradas y rojas.


El símbolo de la abeja y La Rochère.

imagen10Fundada en 1475 por Simon de Thysac, un caballero vidriero originario de Bohemia, La Rochére se encuentra en los lindes del bosque de Darney, en la región de Haute-Saône, al este de Francia y ha sido regentada por la misma familia durante siete generaciones, convirtiéndose en la fábrica de vidrio más antigua en activo de Europa y en la que la abeja también está presente.

El vaso Abeille (“abeja”) fue diseñado en 1996, inspirado en los gobeletsde estaño de la Edad Media, convirtiéndose en el artículo más vendido de La Rochere.

Con motivo de su vigésimo aniversario, La Rochère ha creado una nueva colección Abeille, fabricada en vidrio teñido de color “verde Provenza” que realza el símbolo de la abeja y la naturaleza.

imagen6

imagen8

imagen8

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page